domingo, 10 de abril de 2011

quien sabe si volveré a decir te quiero otra vez.

Y ahora no, no, no quiero, no quiero decirte adios, no quiero una despedida, no quiero un hasta nunca, ni un hasta siempre, pero tampoco un hasta luego. Quiero tenerte cerca, muy cerca y que no te separes, dejar pasar las horas a tu lado, entre risas, risas y más risas, hasta tal punto que me hagan llorar. O simplemente, estando a tu lado, porque eso ya es, como decirlo, lo mejor que me puede dar un día, estar contigo. Tenerte solo para mí, para que me digas tus tonterías de niño pequeño, pero tuyas al fin y al cabo, para que me beses, durante mucho, mucho tiempo y que el día no se acabe nunca, o que se repita durante todos los días de mi vida. Porque quien sabe si mañana habrá otro amanecer, quien sabe si volveré a decir te quiero otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario