viernes, 13 de mayo de 2011

180º.

¿Sabes qué? Me gustaría poder haber parado el tiempo en el momento en el que tú y yo nos besamos por primera vez, en aquel lugar, en aquel momento, a aquella hora. Susurrarte que nada volvería a ser como antes, que todo iba a cambiar, decirte, que mi vida a partir de ese momento daría un giro de 180º.

No hay comentarios:

Publicar un comentario