lunes, 23 de mayo de 2011

te has marchado, te quiero.

Que hoy te volví a estrañar en mi cama, volví a extrañar ese olor que dejabas cuando cada mañana te marchabas, todo, todo era perfecto, hasta que ese día no volviste, dejaste una nota sobre la almohada, no podemos volver a vernos decía, te quiero. Se me cayó el mundo encima, no sabía que hacer, corría por toda la habitación, te llamé, comunicando. No puede ser pensé, esto no está pasando, ahora en el mejor momento de mi vida, me dejas, aquí tirada, te has marchado y esta vez sé que no volveré a pasar otra noche como esta, esta noche donde te despediste de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario