jueves, 9 de febrero de 2012

Que si sonrío es porque no quiero llorar, y si lloro es porque no quiero sonreír, así que ya ves, si notas que en los peores momentos sonrío, es porque prefiero sonreír aunque el dolor me mate por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario